Era adicto a las drogas pero decidió vender smoothies para ayudar a otros adictos que lo ha llevado al éxito en ventas.

Hace 13 años Khalik Rafati no tenía hogar y era adicto a las drogas pero decidió cambiar su estilo de vida y gracias a su capacidad de superación logró convertirse en un exitoso empresario.

Según cuenta Rafati en su libro ‘I forgot to die’ (me olvidé de morir) afirma que con esfuerzo todo es posible. Asegura que trabajaba en un  negocio de autos pero descubrió las drogas y empezó a consumirlas hasta que en 2001 sufrió una sobredosis pero unos paramédicos lograron salvarle la vida.

Rafiti decidió hacer el cambio de vida luego de “tocar el fondo de los fondos, donde no podía llegar más abajo», según él mismo manifestó al diario The New York Times.

Tras superar su adicción con las drogas, Khalil empezó a conocer los beneficios de los smoothies (batidos) saludables y pronto comenzaría a venderlos a tal punto que se hicieron populares entre los residentes de Malibú, Los Ángeles.

«Mucha gente de fuera venía a Riviera Recovery sólo para probar mis smoothies. Era bastante embarazoso ya que esa gente no formaba parte del programa de Rivera Recovery», asegura Rafati.